viernes, 13 de agosto de 2010

El paraíso.. Creo.

Estoy viviendo, por un corto periodo de tiempo, en el paraíso. No en aquel Paraíso en que pecar es malo, morder manzanas es malo, y donde hay un Dios. Estoy en un lugar verde, tranquilo (aunque no silencioso), donde hago lo que me plazca y pocas veces tengo que consultar a alguien. Pero, últimamente, no tengo ganas de salir ni hacer nada. Me encierro en mi cuarto, o como ahora, frente al ordenador, y medito y pienso y reflexiono y suspiro, pero al final no llego a nada. Me siento pegajosa en esos momentos, y lamento no haber ido a pasear o a lo que fuera.
Es como si espererara las horas que vienen, como si alguna me fuera a traer algo muy deseado. Pero, ¿es así?

Creo que tantas emociones (reencontrarme con la familia, estar en una casa nueva, tener total y absoluta libertad, que dependan de mi un par de personas al tomar decisiones...) me han turbado, y deseo seguir un poco con mi habitual y taciturna soledad. Obviamente, esto no le hace gracia a un par de personas, quienes me miran, suspiran, vuelven a mirarme, y se resignan a salir sin mi. Desean mi bien igual que yo, pero no se muy bien cuál es. ¿Salir, quedar con amigos, tomar algo? No tengo ganas. ¿Quedarme en casa, aburrida, sola y lamentándome? No tengo ganas, pero me quedo. ¿¡¿POR QUEE?!? No me soporto a mi misma. Tendré que tomar una decisión. Espero que sea la correcta.

2 comentarios:

  1. Creo que estás pasando por un buen momento. A falta de que aún quede muchos años para llegar bien arriba, éste es para ti tu paraíso. Yo estoy en un lugar bien terrenal aún jajaja.

    Espero sigas allá arriba. Suerte!

    R.F. Yáñez.

    ResponderEliminar
  2. Creo firmemente que debes aprovechar ese trocito de paraíso del que puedes disfrutar. Tratar de sentirte a gusto el mayor tiempo posible y pintarte muchas sonrisas en el rostro.

    La soledad va y viene de nuestras vidas, no es bueno echarla de menos.

    Disfruta y diviértete, que eso sí se echa de menos ^^

    Un besazo!

    ResponderEliminar